Departamento Podología en Torrejón de Ardoz

El servicio de Podología trata cualquier tipo de enfermedad o alteración en los pies, como por ejemplo:

 

Juanetes: Es una prominencia que aparece a nivel de la porción interna de la cabeza del primer metatarsiano. Hallux valgus es la desviación de la articulación metatarsofalángica en ángulo mayor o igual de 15 grados. El hallux valgus es causado por una interacción entre un calzado inadecuado y una predisposición genética. En las poblaciones que no usan calzado la enfermedad prácticamente no se conoce. También llama la atención que casi todos los pacientes que acuden a la consulta tienen un familiar con la enfermedad.

 

Dolor en la planta del pie: Tiene varias causas desde pies planos, valgo, cavo, pronado, supinado, varo, hongos, lesión de los nervios que dan la sensibilidad (neuropatía periférica) como en la diabetes mellitus, gota, alteración de colesterol y triglicéridos.

 

Dedos en martillo, en garra: Es una deformidad de dedo en martillo normalmente alude a un dedo en posición anormal, donde uno o más dedos se tuercen o curvan hacia abajo, fuera de su posición recto normal. Debido a esta posición anormal del dedo, una o más pequeñas articulaciones empiezan ha hacerse prominentes en la parte superior del dedo torcido. Al tiempo que el dedo se dobla o curva, ciertas estructuras de tejido blando llamadas tendones (resistentes cordones fibrosos que conectan los músculos con los huesos), y cápsulas (resistentes cubierta o envoltura fibrosa rodeando una articulación) pueden estirar y encogerse especialmente en el área de la articulación prominente en la parte superior del dedo.

La irritación de la piel (áreas de piel inflamadas) o incluso durezas (acumulación de células duras de piel muerta) se pueden formar sobre estas articulaciones prominentes, contraidas, donde los zapatos probablemente rocen. Normalmente la mayoría de los tipos de zapatos.

 

Dolor en el talón: La facia plantar es una banda de tejido, muy parecido a un tendón, en la parte baja de su pie. Empieza en su talón y sigue por debajo de su pie. Se conecta con todos los huesos que forman la planta del pie. La facia plantar trabaja como una liga de jebe entre el talón y nódulo de la planta del pie para formar el arco de su pie. Si esta banda es muy corta, su pie tendrá mucho arco, si la banda es larga, tendrá un arco no muy pronunciado y hasta el pie plano. Un cojín de grasa en su talón cubre su facia plantar para absorber los choques al caminar. Dañarse la facia plantar puede causar dolor de talón.

 

Espolón calcaneo: El dolor puede restringir las actividades diarias, incluso las más simples. Puede ser tan severo el dolor que imposibilita caminar.

Los principales síntomas manifestados son:

  • Dolor en la planta del pie y talón, sobre todo después de caminar o estar de pie.
  • Dolor en el área inferior del talón.
  • Hinchazón debajo y adelante del hueso

 

Neuromas: Un Neuroma ocurre casi siempre entre el 3º y 4º dedo. Es causado por un nervio pillado entre dos metatarsianos.

Síntomas: Dolor, calambres en los dedos, quemazón. Se agrava con los zapatos estrechos.

Causas del Neuroma: La causa exacta no está aceptada universalmente, pero se conocen muchos factores que contribuyen a su ocurrencia: Zapatos de tacón alto o con suela delgada y dura, trauma, artritis, hipermobilidad del hueso metatarsal.

 

Uñas encarnadas: La uña encarnada es una patología que se presenta con relativa frecuencia y corresponde a una enfermedad propia de la civilización, debido al uso del calzado (el cual produce una presión extrínseca sobre el dedo o dedos afectados). También se le puede atribuir al corte indebido de la uña.

 

Papilomas: Las verrugas plantares están causadas por un virus y se pueden reproducir. Un individuo que tenga una verruga podrá desarrollar verrugas adicionales.

Las verrugas plantares son confundidas a menudo con callosidades o durezas en la planta del pie. Plantar se refiere a la parte final del pie, donde generalmente se ven aunque también en los dedos. 

En la elección del tratamiento debe tenerse en cuenta la experiencia clínica y terapéutica del Técnico o Profesional que asiste, al igual que el tipo de verruga en cuestión.

 

Callos, durezas, ojos de gallo: Las durezas o callos son infartos de la piel debido a presiones o roces concentrados en puntos muy concretos del pié y dicha presión no permite la correcta irrigación de la zona dérmica, con la consiguiente muerte celular, produciendo lo que llamamos dureza (tiloma) si es extensa, o callo-clavo. La solución a las callosidades no se limita a que nos las quiten, hay que averiguar su causa y corregirla o evitarla, eliminarlas sin más es como hinchar una rueda con un agujero, sería más de lo mismo y empeoraría con el tiempo.

 

Pie de diabetico: La diabetes es una de las enfermedades metabólicas que causan más lesiones tisulares y óseas en las extremidades inferiores, por causa de los trastornos isquémicos que se producen a dicho. Los cuidados que el diabético preste a sus pies serán de vital importancia para su calidad de vida. No olvidemos que gran parte de las amputaciones de las extremidades inferiores viene ocasionada por dicha enfermedad, pero, con una buena información y los cuidados adecuados, se puede evitar en la mayoría de los casos, llegar a tales extremos.

Las alteraciones más frecuentes que nos encontraremos serán:

  • Las neuropatías (pérdida de sensibilidad a la temperatura y al dolor). Comienzan con la pérdida de sensibilidad de manera progresiva y ello hace que no nos demos cuenta de las lesiones que nos pueden producir unos zapatos no adecuados así como de quemaduras ya sea por calor o frío.
  • Los trastornos vasculares (menor irrigación). La pérdida de diámetro de las arterias de las extremidades inferiores nos producirá menor irrigación de las mismas, con la consiguiente sensación de frío.
  • Mayor facilidad para las infecciones. Las infecciones serán más frecuentes por lo que deberemos extremar nuestra higiene y asepsia en nuestras heridas, así que todas las ampollas, rozaduras y demás lesiones se tratarán con extremo cuidado y desinfección.
  • Desarreglo de los anejos cutáneos (uñas y piel). El cuidado de nuestra piel, tanto si es por exceso o por defecto de hidratación debe vigilarse así como el aspecto y cuidado de nuestras uñas.

 

Pie plano, cavo, valgo: Esta patología de los pies es la de mayor difusión entre el público en general.

Como pie plano se considera la disminución o desaparición de lo que llamamos bóveda plantar, que está configurado por la base del primer y quinto metatarsiano y el apoyo del calcáneo que es lo que se llama talón.

Pie cavo es aquel pie que está caracterizado por tener un arco longitudinal interno excesivamente alto. Aquel que presenta un aumento anormal de la altura de la bóveda plantar: se han acercado el pilar anterior y el posterior. El pie pierde parcial o totalmente, dependiendo de la gravedad del cavismo, la función de amortiguación.

Pie varo

Pie pronado

Pie supinado

Pie de Atleta: El 90 por ciento de la población tiene sus pies colonizados por hongos y bacterias. Y aproximadamente siete de cada diez personas sufrirá un pie de atleta (tiña pedis) a lo largo de su vida. Sin embargo, esta infección común, en la mayoría de casos de carácter leve, no es tomada en serio por las personas afectadas, aunque sus consecuencias en casos extremos pueden ser serias. Un mal olor o sudoración excesiva de los pies pueden ser los primeros síntomas.