Fisioterapia Deportiva

Va dirigida a todo aquel que practica deporte de forma regular en cualquiera de sus formas (deporte de base, deporte amateur, deporte de élite y deporte-salud).

Cabe destacar la diferencia entre dos tipos de tratamientos, el preventivo y el consecuente de la práctica deportiva, es decir, “las temidas lesiones”.

El tratamiento PREVENTIVO va destinado a mejorar las condiciones musculares del deportista, evitando grandes sobrecargas y con ello el riesgo a lesionarse. Además de una mejoría en el rendimiento deportivo puesto que tendrá una musculatura en las mejores condiciones posibles, aumentará la elasticidad muscular, mejorará su adaptación al esfuerzo, añadiendo los efectos positivos sobre su estado anímico y psicológico. Eso sí, dependiendo del momento que se realice la sesión los efectos que buscamos serán diferentes.

El tratamiento de LESIONES, es aquel destinado a tratar las lesiones propias de cada deporte, disminuir las recidivas o posibles recaídas de la lesión, marcar unas pautas de conducta, para que faciliten su recuperación, recuperar la mayor funcionabilidad del segmento afectado en el menor tiempo posible y readaptar al deportista a la vuelta a los entrenamientos para posteriormente readaptarle al esfuerzo y por último al gesto deportivo.

Las técnicas utilizadas en la fisioterapia deportiva van dirigidas a:

  • Lesiones musculares
  • Inestabilidad articular
  • Esguinces (muñeca, rodilla, tobillo…)
  • Tendinitis/Tendinosis
  • Meniscopatias
  • Lesiones propias de cada deporte (manguito rotador del hombro, codo tenista, codo golfista, rodilla del corredor…)
  • Vendajes Funcionales y vendaje neuromuscular o kinesiotaping
  • Masaje de descarga.
  • Masaje Deportivo pre-competición o post-competición.
  • Pubalgias.